Si estás buscando un remedio casero para blanquear los dientes, es porque tu sonrisa ha perdido el brillo y color. En nuestros días el físico es muy importante y, aunque unos dientes con tendencia al amarillo no tienen por qué ser sinónimo de suciedad, es cierto que nos pueden cerrar muchas puertas.

Si no queremos dar una mala impresión o queremos recuperar las ganas de sonreír sin miedo, buscar un remedio casero para blanquear los dientes puede ser nuestra solución.

¿Por qué conformarte solo con un remedio casero para blanquear los dientes si puedes combinar varios? Para eliminar antiestéticas manchitas y ver tus dientes más blancos, sigue esta rutina diaria:

  • Lava tus dientes 3 veces al día rigurosamente: después de desayunar, después de comer y antes de acostarte
  • Utiliza dentífricos con poder blanqueador.
  • Come diariamente una manzana. Este pequeño remedio casero para blanquear los dientes además ayuda a fortalecer las encías
  • Antes del cepillado de la noche, frota los dientes con una fresa partida.

El remedio casero para blanquear los dientes basado en frotar los dientes con fresas ya era utilizado desde la época de nuestras abuelas. Además de conseguir que tus dientes recuperen su color blanco, también es excelente para luchar contra la gingivitis y otras enfermedades de la encía.

Si eres fumador, es el momento de proponerte dejar el tabaco, ya que es el principal causante de los dientes amarillos y con manchas. Tampoco es conveniente abusar del café ni las bebidas a base de cola.

Con un poco de buena intención y un buen remedio casero para blanquear los dientes es posible recuperar tu sonrisa.